Pablo Pachilla / Sentido común y buen sentido en Deleuze

Filosofía

Al ser el concepto de sentido común en Deleuze de primera importancia, resulta llamativo que no exista un trabajo interpretativo detallado al respecto. El presente artículo se propone subsanar dicha falta, ofreciendo un análisis riguroso de los diferentes sentidos y matices del concepto. Sostendremos que existen tres sentidos de “sentido común” en Deleuze: como Imagen del pensamiento, como concordia facultatum y como correlato del buen sentido. En los dos primeros sentidos, el sentido común se contrapone al empirismo trascendental deleuziano en tanto supone un pensamiento ya dado e impone una condición de concordancia en el ejercicio de las facultades; en el último, aporta la forma del objeto cualquiera que será cualificado por el buen sentido, que impone asimismo una determinación temporal escatológica y una determinación ontológica y espacial sedentaria.

Matías Abeijón / Historia, estructura y experiencia. Relaciones metodológicas entre Michel Foucault y Georges Dumézil

Filosofía

Se investiga la metodología estructural de Histoire de la folie à l’age classique. Se sostiene que Michel Foucault, a partir de los trabajos de George Dumézil, elabora el concepto de experiencia para dar fundamento a las diversas experiencias históricas de la locura. La experiencia epocal, desarrollada en aquel texto, apela a una causalidad estructural que proviene del esquema de la trifuncionalidad ideológica indoeuropea de las obras de Dumézil.

Rovellasca / Lay Bare Internal Structure

Música, Sonido

Presentamos en Ficción de la razón la pieza sonora Lay Bare Internal Structure de Rovellasca. Hay organizaciones del sonido que nos dan la imrpesión de una extraña profundidad espacial, como si pudiésemos ver el recorrido sonoro llendo a diferentes velocidades por un territorio desconocido. Tal vez sea el recorrido del propio cuerpo poblándose de multiplicidades. Es cosa de escuchar.

Ignacio Mendiola / La frontera incorporada: espacio, cuerpo y seguridad

Filosofía, Política

La frontera designa un dispositivo multidimensional que se proyecta sobre los espacios estableciendo unas regulaciones diferenciadas de la movilidad y ello, tal y como se argumentará, se realiza desde una lectura securitaria de las subjetividades en tránsito. Sobre esa base, en este artículo se analiza el funcionamiento del dispositivo fronterizo en lo que tiene de producción de espacialidad (dado que la frontera no designa ya únicamente una línea limítrofe entre estados cuanto un territorio fluctuante) y de subjetividad (atendiendo a las lógicas de exclusión e inclusión que se activan a partir de los gradientes de riesgo que lo securitario enuncia). Se subrayará, por último, el modo en que todo ello se vivencia en la experiencia encarnada de las violencias securitarias que atraviesan y conforman la geografía fronteriza.