Norman W. Long / Calumet Project

Música, Sonido

En Ficción de la razón presentamos Calumet Project, del artista sonoro estadounidense Norman W. Long (1973). En una serie para radio de tres partes (emmitida por Radius), nos invita a contemplar cómo los paisajes sonoros definen nuestro sentido de comunidad. Cada pista expone una compleja matriz de redes que existen dentro de la región del Lago Calumet del lado sur de Chicago –especialmente las reservas de la pradera “Big Marsh” de la zona de South Deering y Van Vlissingen Prairie-, para enfocar nuestra atención en la diversidad y resistencia. South Deering es un barrio predominantemente negro y latino. También es el sitio de la primera fábrica de acero en la región de Calumet (Wisconsin Steel Works, anteriormente Compañía de Hierro y Acero Joseph H. Brown), que operó desde 1875-1980. Desde el cierre de la planta, el barrio pasa por una depresión económica.

Joshua Sabin / Terminus Drift

Música

En Ficción de la razón presentamos el disco debut del compositor escocés Joshua Sabin. Terminus Drift explora la relación de los seres humanos con su ambiente y el espacio físico, y cómo esta experiencia se está transformando en la era digital. Nuestras estructuras de comunicación, exploración y descubrimiento están mediadas por cambios tecnológicos y existimos simultáneamente en un entorno físico y ciberespacios emergentes, con una percepción que habita y se orienta orientación dentro de ambos.

Cristóbal Durán / “Una suerte de música”. Lacoue-Labarthe y la deconstrucción de la intensidad

Filosofía, Música
La intensidad es, a la vez, lo insensible y lo que sólo puede ser sentido.
Deleuze, Diferencia y repetición

De alguna u otra manera, Philippe Lacoue-Labarthe nunca dejó de hablar, al mismo tiempo, de la música. De alguna música. Y lo hacía, al mismo tiempo, cada vez que escribía, queriendo hablar de otra cosa que de la música. No es raro entonces que cuando se dedicara explícitamente a la música —cuando hablara sobre la música— tuviese que probar un golpe que era dado al encontrarse ‘fuera’ de la música, cuando más cerca se andaba de ella. Golpe impersonal (“que era dado…”) que ocurría en lo más íntimo de un interior que pretendía encontrarse a sus anchas, muy cerca de cierta música, pero no sin cierta incomodidad intransigible que ocurriría desde hace mucho cada vez que se hablaba de la música.