amar9

Mauricio Amar Díaz / Sonido y refugio

Filosofía
La experiencia del exilio, ese estar fuera de lugar permanente que le atribuimos a millones de personas -para confrontarlas a una forma de vida distinta, fundamentalmente arraigada-, pareciera, en realidad, ser no sólo una contingencia, sino la propia condición de la existencia humana. En este sentido, el arraigo (la sensación de) funciona como un enjaulamiento de la propia experiencia humana. Eso no quiere decir que cuando entramos en el campo del exilio como ontología, dejemos de ficcionar nuestra experiencia para encontrarnos con la certeza del movimiento. En él, en la existencia misma todo es ficción, fragmento ilusoriamente compuesto, en el que habitamos con tendencia al endurecimiento de la experiencia. Los recuerdos, no son sino ese cúmulo de fragmentos que el presente ordena, tal vez de manera trágica, porque quisiéramos poder tocarlos y distribuirlos en el orden que se merecen.
aperghis1

Georges Aperghis / Sept crimes de l’Amour

Arte, Música

En Ficción de la razón presentamos la pieza de teatro musical del compositor griego Georges Aperghis (1945), Sept crimes de l’Amour [Siete crímenes de amor] creada en 1979 para un film de Michel Fano, para soprano, clarinete y percusión. Interpretada aquí por la soprano Sarah Maria Sun y los músicos del Das Neue Ensemble, el clarinetista Sebastian Wendt y el percusionista Stephan Meier.

hakimgeorge3

Hakim George / Al Dameer

Música

En Ficción de la razón presentamos el album de Hakim George Al Dameer. Una experiencia sonora en la que confluyen instrumentos tradicionales, música electrónica y grabaciones. Al Dameer [الضمير] en árabe significa La Conciencia. Contra todas las formas estáticas de conciencia Hakim George muestra un despliegue fragmentario e inasible, pero por eso misma expuesta, disponible. La pregunta por la realidad árabe, de los refugiados y los ocupados militarmente, se muestra como una constelación que debe acompañar a la noción de conciencia en nuestra época.

derrida3

Jacques Derrida / La filosofía y sus clases

Filosofía
Traducción de Vicente Montenegro Bralic (colaboró en la revisión: Isaac Hernández).

En un momento en el que ningún proyecto de reforma ha sido aun publicado, ningún documento sometido a análisis, ninguna negociación oficialmente iniciada, indicaciones fragmentarias han sido de un tiempo a otro liberadas a la prensa. Ellas conciernen solamente los principios rectores de una “ley de orientación del sistema educativo”. Estos principios parecen estar ya definidos. Se conocía así, en sus grandes líneas formales, la organización general de la enseñanza primaria y secundaria. Fue el tema de aquello que el ministro llamaba el primer “paquete”[1]. Abandonada a comisiones de las que no se sabía cómo serían constituidas, más precisamente designadas, la definición de los contenidos de enseñanza fue brutalmente disociada y subordinada. Ella deberá seguir: en un tercer “paquete”, se dice nuevamente, “actualizado y adaptado”. Todo ocurre como si se hubiera querido sustraer el proyecto de un auténtico examen –sistemático y crítico– y desmovilizar, por astucias de procedimiento, una oposición de la que se tienen buenas razones para temer. Los modos de elaboración (o de improvisación), de publicación (o de ocultación) de un proyecto así de serio convocarían ya, por sí solos, a un análisis vigilante.