Francisco Prado Vilar / “Silentium”: el silencio cósmico como imagen en la Edad Media y en la modernidad

Arte, Estética, Filosofía, Música, Sonido

Ocurrió en 1935 a la entrada del Museo de Arte Moderno de Nueva York. El pintor francés Fernand Léger acababa de pronunciar la conferencia inaugural de su primera gran retrospectiva en los Estados Unidos, con el título de «Un nuevo realismo, el color puro y el objeto», cuando se le acercó un joven historiador del arte con una serie de preguntas incisivas. Impresionado por la inteligencia del muchacho, de nombre Meyer Schapiro, Léger le invitó a comer y, en un momento de su conversación, le preguntó qué le recomendaría si sólo tuviese tiempo para ver una obra de arte antes de marcharse de Nueva York.

Nam June Paik / Film for Zen

Arte

El blanco absoluto, así como el negro absoluto, han sido cooptados por un imaginario que los sitúa en el mismo lugar del silencio absoluto. Sonido e imagen comparten, para la tradición judeocristiana, la posibilidad de representarse a partir de un punto cero. Pero como bien ha mostrado Nam June Paik en el film que presentamos a continuación, Zen for Film (1964), el blanco y el negro -así como también el silencio, el sonido y el ruido, diría John Cage- son un continuo de la experiencia, donde no hay “grado 0”. Más bien son el medio en el que las fuerzas de los colores y los sonidos se dan bajo la forma de una relación. El blanco es una tabula que nunca estuvo rasa, sino dispuesta al movimiento de los colores entre los que él es uno más. Las motas y suciedades de la cámara de June Paik son el índice de un blanco que se muestra como tal, sin el vacío en el que el sentido ha querido colocar a Dios. Sin querer indicar una creatio ex nihilo, el blanco aparece por fin como color.

Gustavo Celedón Bórquez / John Cage y la posibilidad de pensar el sonido como acontecimiento. Aproximaciones filosóficas a su obra

Filosofía, Música
En una aproximación filosófica a la obra musical de John Cage, se establecen ciertos motivos para afirmar un pensamiento del sonido como acontecimiento. Se trata de concebir el sonido más allá de cualquier trámite significativo para luego, dialogando con Badiou, Derrida y Lyotard, respectivamente, concluir que puede ser pensado en tanto alteridad, vacío lógico e instancia separada de la imagen. Esto supone una historia distante a la Idea y constituye un enigma que transforma a la escucha en una actividad que, más allá de paradigmas y funciones visuales, puede abrir un nuevo espacio para el pensamiento y la reflexión cotidiana.

Myriam Arroyave: ¡Silencio!… Se escucha el silencio

Filosofía, Música

El concepto de música ha ampliado sus fronteras hasta convertirse en el lugar de acogida de todos los sonidos, el ruido y el silencio. En este artículo se visitan diferentes obras que han empleado el silencio como su material fundamental. La revalorización del silencio es una respuesta a una tradición musical en la que este hace parte de un discurso y, entendido como ausencia de sonido, su papel es permitir que el sonido signifique. Algunos ejemplos citados se inscriben en una búsqueda donde el silencio se vuelve argumento, referencia de sí mismo, y se instituye como significación (Cage, Allais, Young, Klein); otros usan el silencio como un gesto de auto-restricción, una decisión activa de explorar los umbrales del silencio (Nono, Feldman, Satie). Estas experiencias abren una puerta de entrada a las corrientes del field recording, donde el silencio es una invitación a ampliar el paisaje perceptivo interno del sonido.