Rodrigo Karmy Bolton / 11-43

Filosofía, Política

Habrá sido en 1988 cuando mi padre tuvo la astucia de llevarme, un día soleado, al cierre de la campaña del NO en el Parque O´Higgins. Tenía solo 11 años y Los Prisioneros temblaban en los oídos. Radio Cooperativa sonaba por cada corte de luz o Radio Umbral con Sol y Lluvia martillando el futuro. Un niño como yo que había vivido en la burbuja de Chile, entre las comunas de La Reina y Providencia sabía, sin embargo, de la existencia de otro mundo. No solo por quienes hacían el aseo en casa, sino por los miedos que a poco andar se dejaban tocar en los gestos de mis padres, cada vez que preguntaba porqué todos los años estaba el mismo Presidente –vestido de militar- o porqué mi madre lanzaba agudos garabatos cuando aparecía la Primera Dama en su patético mensaje de Navidad. Se alcanzaba a ver que el mundo adulto experimentaba una gran conmoción. Apenas jugaba con amigos en la plaza –quizás fuimos los últimos en hacerlo- pero eran amigos para los que todo estaba bien y para quienes el NO era la cristalización demoníaca.

Valentina Bulo / Tabula rasa de los cuerpos

Filosofía

El texto realiza una reflexión sobre la tortura realizada en Chile en los años de la Dictadura. Está escrito en primera persona tanto singular como plural, proponiendo con ello pensar la tortura como el momento del físico desgarro del cuerpo de Chile, de ese nosotros desarticulado. Este desgarro estructural estaría constituido tanto por una matriz de vaciamiento y desescritura de los cuerpos, la tabula rasa, como por una lógica del desprecio capaz de acoger dicha matriz.